El filtro de aceite del motor es un componente crítico en su coche. Evita daños graves en el motor impidiendo la entrada de contaminantes nocivos en el sistema.

Para que sigan funcionando como es debido, los filtros deben cambiarse periódicamente para evitar que se obstruyan. La obstrucción provoca un flujo de aceite deficiente y la entrada de contaminantes en el sistema. Esto puede afectar al rendimiento y reducir la vida útil del motor. La mayoría de los vehículos recomiendan cambiar el aceite entre cada 10.000 y 15.000 km.

El aceite se utiliza como lubricante para evitar la fricción. La fricción, o rozamiento entre piezas metálicas, desgasta las piezas y dañará gravemente el motor. La fricción puede hacer que el motor se atasque o se cale, con la posibilidad de que falle por completo.

Cómo funcionan los filtros de aceite Por fuera, el filtro es una lata metálica con una junta de estanqueidad que permite sujetarlo firmemente contra la superficie de contacto del motor. La placa base de la lata sostiene la junta y está perforada con orificios alrededor de la zona situada justo dentro de la junta. Un orificio central está roscado para acoplarse al conjunto del filtro de aceite en el bloque del motor. En el interior de la lata se encuentra el material filtrante, que suele ser de fibra sintética. La bomba de aceite del motor mueve el aceite directamente al filtro, donde entra por los orificios del perímetro de la placa base. El aceite sucio pasa (empujado bajo presión) a través del material filtrante y regresa por el orificio central, donde vuelve a entrar en el motor.

Lo más leído hoy:   Los SUV más buscados en España

Cómo cambiar el filtro de aceite

Los filtros de aceite sólo pueden cambiarse cuando se ha vaciado todo el aceite del motor del vehículo. Esa es otra razón por la que tiene sentido cambiar el filtro cada vez que se cambia el aceite.

filtro de aceite
Imagen filtro de aceite de recambioscoches.es

Comience por asegurarse de que tiene a mano el tipo correcto de filtro de repuesto para su vehículo. Consulte el manual del propietario o busque en Internet para confirmar lo que necesita.

Coloque un cubo o una bandeja justo debajo del tapón de vaciado, desenrosque el tornillo del tapón de vaciado de la bandeja de aceite y recoja todo el aceite usado en el cubo o la bandeja. Una vez vaciado todo el aceite, vuelva a colocar el tapón de vaciado. Desenrosque el filtro o la carcasa del filtro (dependiendo de su vehículo) de su alojamiento y sustituya el filtro sucio por el nuevo. Levante el capó y llene su vehículo con aceite nuevo hasta que el nivel de aceite se encuentre entre las marcas indicadoras alta y baja de la varilla.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *